(IV) Pensamiento

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Interminable tarea esta de pensar. Todo el día de una a cosa a otra e incluso durmiendo, cuando aparecemos en todos esos escenarios seguimos pensando. Aunque la mayor parte del tiempo lo que hacemos es dar vueltas sobre las mismas ideas, a esa especie de maraña que nos acompaña tan asiduamente. Algo que casi nunca trae algo productivo y que además consume bastante energía del cuerpo.

Y de vez en cuando nos concentramos para obtener mejores resultados. Concentrar es reunir en un punto, en este caso el objeto de pensamiento, y el objetivo,  reunir datos a base de esfuerzo.  Para mí el auténtico pensamiento ocurre en una dinámica opuesta. Sería un contacto y exploración del espacio mental que da acceso a todo lo que conocemos y abre las puertas a lo desconocido.

Poder hacerlo desde el silencio e incorporando el sentir como  el comandante que dirige el proceso, aporta un grado de serenidad que afecta de manera contundente al resultado de lo que pensamos.

Pensar es un acto creativo y supone el momento mismo del descubrimiento de lo nuevo. El motor que lo impulsa es la curiosidad y, por tanto, nada mejor que conocer bien aquello que nos interesa para llegar más lejos en nuestro camino.

Continuará…

Escribe una respuesta

¿Quieres emprender tu proyecto en digital?

Si tienes dudas acerca de cómo emprender tu proyecto artístico (clases, academia, coaching…) y necesitas claridad para llevarlo a cabo tengo lo que necesitas.

Algunos enlaces de esta web pertenecen al programa de Afiliados de Amazon ES, gracias a los cuales puedo recibir alguna comisión sin ningún coste adicional para ti. Solo recomiendo recursos que utilizo y que considero las mejores opciones de la actualidad, pero no te sientas obligado a comprarla a través del enlace y valora bien antes lo que realmente necesitas.

Esta web utiliza cookies. Conce nuestra política de privacidad y aviso legal.