La huella invertida

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

 

Es curioso el significado que le hemos dado al efecto que en el suelo tienen nuestras pisadas.  Hasta la luna hemos llevado alguna, y más lejos si pudiéramos… Recuerdo con cariño dejar concienciudamente  muchos de mis sellos podales en un camino de polvo, y también intentar vaciar algún charco a base de pisotones. Por eso a veces significan fuerza, a veces nuestra base, otras el testimonio de nuestro recorrido. Y todo ello gracias al grave afecto con que la Tierra nos atrae hacia sus entrañas.

Huellas efímeras para nuestro vasto hogar, que a través de su excelsa generosidad también deja su impronta en nosotros. Nos regala mares profundos para recordarnos nuestra inmensidad. Acantilados y altas cumbres que nos acercan al vacío. Nos regala cálidos atardeceres que susurran dulzura. Y por supuesto el mayor despliegue creativo a través de incontables formas de vida.

Esa impronta generosa que muchos buscamos en nuestros días de asueto, o en vacaciones. Esa impronta es la que titila en la mirada de tanta gente que vuelve a su cotidiana vida, una tarde de septiembre en Madrid.

¿Durará tanto como aquellas pisadas polvorientas? O quizá permanezca, pues hay quienes hacen de ella una huella indeleble, y cuentan con sus ojos lo más bello de su viaje.

Escribe una respuesta

¿Quieres emprender tu proyecto en digital?

Si tienes dudas acerca de cómo emprender tu proyecto artístico (clases, academia, coaching…) y necesitas claridad para llevarlo a cabo tengo lo que necesitas.

Algunos enlaces de esta web pertenecen al programa de Afiliados de Amazon ES, gracias a los cuales puedo recibir alguna comisión sin ningún coste adicional para ti. Solo recomiendo recursos que utilizo y que considero las mejores opciones de la actualidad, pero no te sientas obligado a comprarla a través del enlace y valora bien antes lo que realmente necesitas.

Esta web utiliza cookies. Conce nuestra política de privacidad y aviso legal.